Ansiedad y depresión: el problema de la diferenciación a través de los síntomas

Diana Agudelo, Gualberto Buela-Casal, Charles Donald Spielberger


Abstract


El problema de la diferenciación de los síntomas entre ansiedad y depresión, constituye una de las grandes preocupaciones en la psicopatología, dadas las profundas implicaciones para las tareas diagnósticas y de intervención. La problemática referida anteriormente se ve reflejada en los datos de vigilancia epidemiológica, según los cuales se indica una fuerte comorbilidad entre ambos tipos de trastorno, sin que llegue a establecerse con precisión cuál antecede o predispone al otro, o si se trata de una confusión entre ambos trastornos, dada la presencia de síntomas comunes. Este último hecho se hace más evidente cuando se considera que muchos de los síntomas tradicionalmente atribuidos a la ansiedad, también se presentan en la depresión y viceversa, así como los casos en los que algunos síntomas pueden llegar a constituirse en cuadros clínicos completos. Ante el panorama anterior, surge la inquietud por la identificación de las características de los trastornos de ansiedad frente a los trastornos del estado de ánimo, entre ellos el trastorno de la depresión; más aún , desde que en los manuales diagnósticos vigentes ambos tipos de trastornos se encuentran plenamente descritos, aunque la diferenciación clínica, al comparar los criterios, sea verdaderamente crítica. Una posible explicación al solapamiento de los síntomas entre ansiedad y depresión (para referirse de manera general a ambos tipos de trastorno), ha sido clásicamente atribuida a comorbilidad, es decir a la presencia coexistente de ambos cuadros en muchos de los casos clínicos. Sin embargo, esta explicación circular no deja del todo satisfechos ni a los clínicos ni a los investigadores. Por otro lado, dicha concurrencia de síntomas se atribuye a un asunto de instrumentos de evaluación. Así, se plantea cómo los trastornos dependen de las herramientas con que se midan, las cuales siguen un modelo teórico explicativo acerca de la etiología, el curso, el pronóstico y la sintomatología asociada. De esta forma, los instrumentos tienen un sesgo implícito en cuanto a que privilegian un aspecto específico en función de cómo se definen los trastornos, y dejan muchas veces por fuera otros aspectos también definitorios. De acuerdo con lo anterior y en relación directa con la depresión, el presente estudio indica que la evaluación se caracteriza por la multiplicidad de instrumentos diseñados para este fin, así como por la diversidad de contenidos que evalúan, de tal forma que se hace difícil establecer los síntomas característicos cuando pocos síntomas coinciden a través de las distintas herramientas de evaluación. En la misma línea, se indica cómo las instrucciones dadas a los sujetos para responder a los cuestionarios, suelen confundir medidas de frecuencia con medidas de gravedad; esto nos lleva a la discusión clásica, acerca del carácter dimensional frente al carácter categorial de la depresión. Una alternativa explicativa de la presencia de síntomas compartidos entre ansiedad y depresión, se encuentra en el planteamiento de la existencia de un factor de afectividad negativa, compartido por ambos tipos de trastornos, de tal forma que en este núcleo se agruparían los síntomas que suelen ser comunes, mientras que habría otro componente específico de la ansiedad que se refiere a la activación fisiológica y un componente específico, para la depresión, en relación a la baja afectividad positiva. Así, la ansiedad se definiría en función de una alta afectividad negativa y una alta activación fisiológica (arousal), mientras que la depresión se caracterizaría por una alta afectividad negativa y una baja afectividad positiva. De acuerdo con los elementos señalados, se insiste en la importancia de disponer de adecuadas y fiables herramientas de evaluación que contribuyan a la identificación precisa de los distintos trastornos, que aporten datos en apoyo de procesos de intervención más eficaces, para el decremento de los trastornos mentales y su incidencia dentro de la salud mental de las comunidades. En este sentido, Spielberger y cols. ofrecen un instrumento de evaluación cuyo objetivo es diferenciar aspectos característicos de la depresión mediante el uso de dos escalas diferenciadas (estado y rasgo), con lo que se intenta aportar elementos que ayudan a esclarecer el panorama del diagnóstico clínico de la depresión.

Keywords


Depresión; ansiedad; evaluación; diagnóstico; comorbilidad

Full Text:

PDF (Esp)