Neuropsychological evaluation in patients with eating disorders

Esteban Jaime Camacho Ruiz, María del Consuelo Escoto Ponce de León, Juan Manuel Mancilla Díaz


Abstract


Los trabajos relacionados con la evaluación neuropsicológica de sujetos con trastornos alimentarios (TCA) han obtenido resultados diversos, y abundan más aquellos que estudian la atención, específicamente con la Prueba de Stroop, tanto en su versión estándar como en las modificadas, para lo cual emplean palabras relacionadas con la comida y la figura. En la mayoría de los casos, no se han utilizado diferentes grupos clínicos en la misma investigación. No se han utilizado tampoco otras pruebas que evalúen aspectos cognoscitivos, además de aquellos que evalúa la Prueba de Stroop; y la mayoría de las investigaciones que han medido la atención con ésta se han enfocado en medir la latencia y no la interferencia. Algunos estudios han encontrado déficits en la atención, funciones ejecutivas y en la memoria en pacientes con TCA, pero otros estudios no encontraron déficits en la atención. A la luz de estas evidencias, este trabajo hipotetiza que las pacientes con TCA presentan déficits en la atención selectiva, el pensamiento perseverativo, la memoria de trabajo y la planeación ejecutiva en comparación con un grupo de sujetos control sin TCA. El grupo de 36 pacientes de nuevo ingreso con TCA incluyó 26 mujeres con BN y 10 con AN. La muestra sin trastorno (n = 36) se emparejó por edad y nivel de estudios con la muestra de pacientes. Todas las pacientes cumplieron los criterios de TCA y no tenían historia de evaluación neuropsicológica. Se aplicaron cuatro pruebas neuropsicológicas de manera individual y contrabalanceada en dos sesiones: 1. Prueba de Ordenamiento de Tarjetas de Wisconsin, 2. Prueba de Colores de Stroop (desarrollada en el programa E-Prime, con palabras relacionadas con la comida y la figura corporal), 3. Prueba de la Figura Compleja de Rey-Osterrieth, y 4. Prueba de la Torre de Londres. Se observó una diferencia significativa entre los tres grupos en la prueba de memoria, en el tiempo total de ejecución y en el número de respuestas perseverativas. En la prueba de memoria, el grupo con AN tuvo el peor desempeño, seguido por el grupo con BN. Para la planeación ejecutiva, tanto al grupo con AN como el de BN les tomó más tiempo realizar la prueba. Finalmente, los grupos con AN y BN mostraron más respuestas perseverativas que el control. Se observó una diferencia estadísticamente significativa en el número de errores para palabras negativas relacionadas con la figura corporal. Los grupos con AN y BN cometieron más errores que el control, mientras que al grupo con BN le tomó más tiempo completar la serie de palabras negativas relacionadas con la figura y el peso corporal, en comparación con el control. Los resultados demuestran un deterioro en el funcionamiento cognoscitivo tanto en los sujetos con AN y BN. Las pacientes con AN presentaron un sesgo mayor en la memoria que el grupo con BN en relación con el grupo control. Adicionalmente, a los dos grupos de pacientes les tomó más tiempo realizar la Prueba de la Torre de Londres. Ello indica la existencia de problemas de planeación ejecutiva en estas pacientes. También en ambos grupos de pacientes se observó un mayor pensamiento perseverativo que señala déficits en el establecimiento de una estrategia adecuada para solucionar problemas, lo cual es característico de las pacientes con BN. Las pacientes anoréxicas y bulímicas mostraron un sesgo en la atención para palabras con valencia negativa relacionadas con la figura y el peso. Adicionalmente, el grupo con AN presentó un sesgo en la atención tanto para palabras con valencia positiva como con valencia negativa relacionadas con la comida, mientras que el grupo con BN cometió más errores en las palabras con valencia positiva relacionadas con la figura. En este sentido, se ha propuesto que las pacientes tienen unidades generales de conocimientos o «esquemas» que determinan qué aspectos de una situación son más importantes y qué información será almacenada y procesada. Desde esta perspectiva, las alteraciones en la imagen corporal, los sesgos en la atención, en la memoria y en las funciones ejecutivas para estímulos relacionados con la comida, la figura y el peso corporal representan distintas formas de sesgos en el procesamiento de información, debido a que existe una distorsión en la manera en que los individuos perciben e interpretan sus experiencias.

Keywords


Trastornos alimentarios; evaluación cognoscitiva; memoria de trabajo; solución de problemas

Full Text:

PDF (Esp)