¿Puede la privación de sueño ser de utilidad en alcohólicos con rasgos depresivos?

Carlos M. Contreras, Ma. Luisa Marván


Abstract


Existe una estrecha relación entre la depresión y el alcoholismo; sin embargo, en pacientes alcohólicos, el uso de fármacos antidepresivos es restringido, ya que la interacción farmacológica conlleva ciertos riesgos. La ingestión de etanol produce alteraciones de sueño, particularmente en la duración y la latencia de la fase MOR. Asimismo, se han descrito anomalías en el sueño del paciente deprimido, tales como una disminución de la latencia de aparición a la primer fase MOR, así como un aumento de la densidad de los movimientos oculares característicos de esta fase. La privación de sueño, en particular de la fase MOR, es una terapia que resulta benéfica por lo menos en algunos pacientes deprimidos. Al parecer, su efecto terapéutico radica en mantener elevada la presión MOR y contiene la ventaja de carecer de efectos colaterales relevantes. Con base en estas observaciones, se sugiere que la privación de sueño, podría tener efectos terapéuticos en ciertos pacientes alcohólicos, especialmente en aquellos casos en que existe una confluencia entre la depresión y el alcoholismo.

Keywords


alcoholismo; sueño; terapias; trastornos afectivos

Full Text:

PDF (Esp)